Páginas

lunes, 30 de agosto de 2010

Encuentran una nueva especie de dinosaurio terópodo en Rumanía


Paleontólogos de la Universidad de Bucarest y del Museo Natural de Historia de EEUU (AMNH) encontraron el esqueleto más completo encontrado en yacimientos europeos de un depredador del último periodo de la era Mesozoica. Estos restos pertenecen a una nueva especie de dinosaurio terópodo, al que han bautizado como Balaur bondoc y que podría estar emparentado con el velociraptor y con algunos dinosaurios con plumas encontrados en China. Poseía unas poderosas garras y aún no siendo muy grande, ya que medía alrededor de dos metros, su tamaño era muy superior al del resto de los animales con los que convivía

El estudio se ha publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) y en él se establece que el animal tendría al menos 20 características que lo distinguen de los dinosaurios con los que se piensa que está emparentado, tratándose de un depredador singular.

El Mundo Guardian

2 comentarios:

Pak dijo...

Gran hallazgo... nos hemos apresurado todos a comentarlo! :)

Roberto Díaz Aros - CEPchile dijo...

Si bien Balaur bondoc (Csiki et al., 2010), evidencia un plan corporal característico de dromeosáurido, lo cierto es que a partir de los restos encontrados se puede determinar varios rasgos exclusivos de este género dentro del linaje, y que lo distinguen de cualquier otro espécimen dentro de la familia o parientes filogenéticamente más cercanos.

Entre los rasgos que se observan en Balaur, destacan las enormes garras extensibles y recurvadas en que terminan sus dígitos 1 y 2. En el primer dígito (hallux), Balaur evidencia una garra extensible y recurvada, similar a la que los dromeosáuridos evidencian en el segundo dígito. Con esto, se evidencia un rasgo autapomórfico para el género, a saber, la posesión de dos garras extensibles y recurvadas, en los dígitos 1 y 2, rasgo que hasta aquí no ha sido registrado en otro género dentro de Dromeosauridae.

Igualmente, las extremidades posteriores de Balaur denotan una estructura muy robusta. La pelvis deja ver zonas muy amplias para el anclaje muscular, dejando ver que esta especie probablemente basaba su estrategia de caza confiando más en la fuerza que en la rapidez, algo igualmente extraño en este tipo de terópodos. Todo esto, sumado a otros rasgos, como un menor desarrollo en el tercer dígito manual, un proceso óseo inusual observado en el hueso coracoideo, un pubis dirigido posteroventralmente de manera más acentuada que en los especímenes más característicos del grupo, hacen notar que este dromeosáurido presenta un plan corporal no tradicional dentro del clado, por lo cual se le considera un taxón con rasgos autapomórficos para este linaje de dinosaurios.

Roberto Díaz Aros
Centro de Estudios Paleontológicos de Chile
http://www.cepchile-paleontologia.es.tl