Páginas

martes, 17 de abril de 2012

Actuaciones arqueológicas del Colectivo Arqueológico-Paleontológico Salense en la necrópolis de Revenga (Burgos).

El pasado viernes 13 de abril, se presentaron en Canicosa de la Sierra (Burgos) los trabajos que los miembros del Colectivo Arqueológico-Paleontológico Salense (C.A.S.), Asier Pascual Marquínez y Rubén Contreras Izquierdo han llevado a cabo durante el mes de septiembre de 2011. Estas actuaciones han sido financiadas y promovidas por el Comunero de Revenga.

El proyecto nació como resultado de la necesidad de conservación de los grabados de la necrópolis de Revenga, actualmente muy deteriorados, por la meteorología y por la acción humana principalmente. A fecha de hoy, se ha llevado a cabo la primera fase del proyecto, que tiene como objetivo principal la conservación y puesta en valor del conjunto de grabados de dicha necrópolis altomedieval.

En primer lugar, se ha realizado una limpieza de la superficie central del yacimiento arqueológico, empleando herramientas de goma y madera para evitar al máximo los daños en la roca y en las representaciones que en ella se encuentran. A continuación, se ha elaborado una documentación fotográfica en sesiones nocturnas, empleando luz rasante para poder vislumbrar aquellos grabados que se encuentran en peor estado de conservación.

Asimismo se llevaron a cabo dos procesos de escaneado, uno de la necrópolis en su totalidad y otro en alta definición de las insculturas. A partir de las imágenes del escáner se han creado unas visualizaciones en 3D de la necrópolis y varias réplicas en resina de varios de los grabados más representativos.

Se trata de un primer paso, destinado a la generación de documentación lo más precisa posible de la necrópolis, paralelamente con la información obtenida se tratará de ponerla en común con la comunidad científica y con el público, mediante una divulgación que fomente la conservación de este bien patrimonial.

La presentación se realizó en el Centro de Día de la localidad de Canicosa, con una buena afluencia de público, formado por vecinos de la comarca, alcaldes de varias localidades e incluso representantes de la Diputación de Burgos.

Texto Asier Pascual Marquínez
Foto Rubén Contreras Izquierdo