Páginas

viernes, 13 de abril de 2012

Los dinosaurios "pico de pato" sufrieron largos y oscuros inviernos polares.

Los dinosaurios hadrosaurios que vivieron en latitudes árticas, aproximadamente hace 70 millones de años, soportaron largos y oscuros inviernos polares en vez de migrar a latitudes situadas más al sur, según un estudio realizado por investigadores de la University of Cape Town, el Museum of Nature and Science in Dallas y la Temple University.

Los expertos analizaron las finas capas de la microestructura de los huesos de dinosaurios Edmontosaurus encontrados en Alaska, que poseían bandas de crecimiento rápido y un crecimiento más lento que parecía indicar un patrón estacional. Entonces, los científicos pusieron sobre la mesa dos posibles sucesos: o que los dinosaurios se hubieran encontrado en tensión por permanecer en la región polar y hacer frente a la nutrición durante el invierno o que migraban hacia latitudes más bajas durante el invierno.

También se análizó la microestructura de fósiles de dinosaurios "pico de pato", encontrados en el sur de Alberta (Canadá) pero no se vieron patrones similares de estrés, lo que implica que los dinosaurios no experimentaron tensiones regulares estacionales.

Finalmente, se descubrió que
los dinosaurios de Alaska se habían conservado en depósitos de inundación, muy parecidos a los modernos que se producen en Alaska en la primavera y en los que quedan atrapados animales, que parece ser lo que les pasó a esos dinosaurios. Este hecho situa a los dinosaurios durante el duro invierno en Alaska y no migrando hacia lugares más cálidos.


El estudio, “Hadrosaurs Were Perennial Polar Residents,” se ha publicado en la edición de abril de la revista "The Anatomical Record: Advances in Integrative Anatomy and Evolutionary Biology".

Imagen Tom Stewart
Web University de Temple