Páginas

martes, 15 de mayo de 2012

Los reptiles marinos del Jurásico sufrían una enfermedad parecida a la artritis.

Investigadores de la Universidad de Bristol han encontrado signos de una enfermedad degenerativa similar a la artritis en la mandíbula de un pliosaurio, un reptil marino que vivió hace 150 millones de años.

Es el primer descubrimiento de enfermedades degenerativas en fósiles de reptiles jurásicos.

Los científicos examinaron los restos del cráneo de 1,7 metros de longitud de una hembra de pliosaurio, del Jurásico Superior, hallado en el sureste de Inglaterra.

El animal poseía enormes mandíbulas y dientes de 20 centímetros de largo, capaces de rasgar en pedazos a otros reptiles o dinosaurios. Pero al desarrollar una mandíbula artrítica, con la que tuvo que convivir un tiempo antes de morir, no pudo alimentarse de forma adecuada. Además, su alimentación fue más complicada aún ya que en un momento dado su frágil mandíbula se fracturó y como no logró soldarse, no pudo sobrevivir por no ser capaz de alimentarse.

Los paleontólogos creen que el esqueleto fosilizado pertenecía a un ejemplar maduro, por el gran tamaño y los huesos fusionados del cráneo y femenino porque la cresta de su cráneo es bastante bajo, que desarrolló la enfermedad como parte del proceso de envejecimiento, como también ocurre con los humanos.

Mail online