Páginas

miércoles, 30 de mayo de 2012

Tarrasius problematicus, el pez con una columna parecida a la de los tetrápodos.

Durante décadas, los científicos creían que la columna con varios segmentos era una característica exclusiva de los animales terrestres. Pero el descubrimiento de la misma característica anatómica en una anguila de hace 345 millones de años, sugiere que esta compleja anatomía surgió por separado y tal vez antes, en los peces.

Tarrasius problematicus era un pez anguila, que vivió en aguas poco profundas en lo que hoy es Escocia, en el periodo Carbonífero.

Los animales terrestres, tetrápodos, que incluyen las primeras especies en caminar sobre la tierra, así como todos los mamíferos modernos, reptiles, aves y seres humanos, poseen vértebras organizadas en cinco segmentos distintos. Por el contrario, las vértebras de los peces suelen clasificarse anatómicamente en dos segmentos: caudal y pre-caudal. La columna vertebral de Tarrasius muestra una mayor complejidad, como la que se observa en los tetrápodos, con cinco segmentos separados.

El Tarrasius, que no poseía aletas traseras y una aleta dorsal larga, parece que utilizó su columna vertebral compleja para propulsar el cuerpo durante la natación, no para andar.

La descripción de Tarrasius se ha publicado en Proceedings of the Royal Society B.

Science Daily