Páginas

jueves, 30 de agosto de 2012

Encuentran fósiles de dos dinosaurios con su última cena en el estómago.

Científicos de la Universidad de Alberta de la Academia de Ciencias Geológicas de China han encontrado evidencias de que un dinosaurio emplumado no volador era capaz de atrapar y devorar a "pájaros" primitivos.

Los investigadores encontraron los fósiles de tres dinosaurios voladores (Confuciusornis) en el vientre de un dinosaurio, llamado Sinocalliopteryx. Poseía plumas que cubrían su cuerpo, creando un nivel de aislamiento que ayudaba a mantener una temperatura corporal tibia, y el alto metabolismo que requiere la digestión de una gran cantidad de alimentos.

Los expertos afirman que esta es la primera vez que se relaciona un depredador con la muerte de varios dinosaurios voladores y el estudio publicado en la revista PLoS, parece reforzar la hipótesis de que los Sinocalliopteryx cazaban.

El fósil fue descubierto en la provincia de Liaoning, en China, y los investigadores analizaron los contenidos estomacales de un segundo fósil de Sinocalliopteryx encontrado en la zona. Los investigadores observaron que la última comida de este segundo Sinocalliopteryx fue un Sinornithosaurus, un pequeño carnívoro emplumado del tamaño de un gato doméstico, que puede haber sido capaz de volar. Sinornithosaurus es un pariente del Velociraptor, lo cual significa que esta es la primera evidencia directa de un raptor convertido en comida de otro dinosaurio depredador.

Imagen Universidad de Alberta
Europa Press
Materia