Páginas

lunes, 27 de agosto de 2012

Los fósiles de un ancestro del oso hormiguero esclarecen la evolución de los mamíferos.

El fósil de un mamífero de hace 57 millones de años, descubierto en Mongolia, ha servido para esclarecer una etapa de la evolución animal sobre la que existía un debate científico. La especie 'Ernanodon antelios' vivió durante el Paleoceno, en la denominada era de los mamíferos.

El trabajo, publicado en 'Journal of Vertebrate Paleontology', describe un especimen de Ernanodon que aporta nuevos datos sobre esta especie.

Las fuertes extremidades y las largas garras del animal, combinados con una dentadura simple, han causado mucha confusión sobre sus relaciones evolutivas. Muchos científicos piensan que el Ernanodon fue un ancestro de los armadillos y los osos hormigueros, mientras que otros consideran que está más relacionado con un grupo de mamíferos africanos y asiáticos conocidos como pangolines u oso Hormiguero escamoso. El nuevo estudio concluye que es más cercano a estos últimos, aunque representa una rama lateral muy temprana del árbol genealógico de los pangolines.

El nuevo ejemplar descubierto conserva gran parte de sus extremidades y de su columna vertebral, incluidos muchos huesos que no estaban presentes en el primero de los ejemplares descubiertos. Los autores del nuevo estudio han hecho comparaciones entre los huesos del Ernanodon y algunos de los mamíferos modernos y han concluido que el Ernanodon estaba altamente especializado para la excavación. Hacía hoyos para comer y resguardarse.

El Mundo