Páginas

martes, 30 de octubre de 2012

Científicos alemanes estudian el increible hallazgo de una concentracción de tortugas fósiles.

En 2008 se produjo un espectacular hallazgo de una enorme concentracción de tortugas fósiles del Jurásico en el noroeste de la provincia china de Xinjiang. Ahora, se publican los resultados del trabajo de investigación de los fósiles en la revista alemana Naturwissenschaften.

Los paleontólogos de la Universidad de Tübingen y del Museo de Historia Natural de Berlin han llevado a cabo varias expediciones a esa árida región desde el año 2007, para buscar fósiles de tiburones, cocodrilos, mamíferos y varios esqueletos de dinosaurios. La región de Xinjiang, que hoy en día es de las más secas del mundo, hace 160 millones era un paraje verde, con lagos y ríos, rebosante de vida. Sin embargo, los científicos han demostrado que incluso entonces las condiciones no eran siempre ideales.

Los científicos creen que las tortugas se habían reunido en una de las charcas que quedaban durante un período muy seco, en espera de la lluvia. En la actualidad, por ejemplo las tortugas en Australia usan la misma estrategia. Para las tortugas de Xinjiang, la lluvia llegó demasiado tarde. Muchos de los animales estaban ya muertos y sus cuerpos estaban pudriéndose.

El gran número de tortugas permite a los investigadores realizar un primer análisis estadístico de las tortugas asiáticas en el período Jurásico. Su muerte simultánea y conservación hace posible comparar la variabilidad, el crecimiento, y las diferencias morfológicas entre las especies.

 
Nota de prensa
Science Daily