Páginas

jueves, 20 de diciembre de 2012

Descubren en Hungría fósiles del primer mosasaurio de agua dulce.

Una nueva especie de mosasaurio descubierto en Hungría es el primer ejemplo conocido de este grupo de reptiles marinos que parece haber vivido en ambientes de agua dulce de ríos, según un estudio publicado en la revista 'Plos One', realizado por Laszlo Makadi, del Museo húngaro de Historia Natural y científicos de la Universidad de Alberta (Canadá) y el grupo de investigación Lendület MTA-ELTE de Hungría.

La especie vivió unos 84 millones de años, los especímenes más grandes llegaron a unos 6 metros de longitud y pertenecía a una familia llamada mosasaurios, gigantescos reptiles marinos con aletas, de forma similar y tal vez relacionados con lagartos de hoy en día, según revelan los fósiles descubiertos de la nueva especie.

Los restos fosilizados de Pannoniasaurus inexpectatus, encontrados en una mina a cielo abierto en las colinas Bakony del oeste de Hungría, pertenecen desde pequeños juveniles a adultos de gran tamaño que sugieren que esta especie tenía extremidades, como un lagarto terrestre, un aplanado cráneo como el del cocodrilo y una cola diferente de otros miembros conocidos de la familia.

Según el estudio, esta es la primera especie de mosasaurio que se sabe que vivió en agua dulce y sólo la segunda muestra de un mosasaurio que se ha encontrado en rocas que no se han depositado en el océano.

"La evidencia que proporcionan aquí deja en claro que al igual que algunos linajes de cetáceos, los mosasaurios se adaptaron rápidamente a una variedad de ambientes acuáticos, con algunos grupos reinvasores de nichos disponibles en los hábitats de agua dulce. El tamaño de Pannoniasaurus hace que sea el más grande depredador conocido en las aguas de este paleoambiente, dijo Makadi.

Incluso en el mundo moderno, son extremadamente raros los reptiles escamosos en el mundo acuático, con sólo unas pocas especies que viven en el agua, y menos aún, como iguanas marinas y kraits marinas, que habitan en los océanos. Las nuevas especies descritas en este estudio probablemente se adaptaron a los ambientes de agua dulce de manera similar a los delfines de río, como los que ahora habitan ríos como Amazonas, Ganges y los ríos Yangtze.

Europa Press

Scientific American