Páginas

jueves, 24 de enero de 2013

Reconstruyen en 3D el pequeño cerebro de un gigantesco dinosaurio de Lo Hueco.

Los restos de un gigantesco dinosaurio ampelosaurio hallado en 2007 en el yacimiento de Lo Hueco (Cuenca) han permitido la reconstrucción en 3D de su cerebro, que sólo alcanzaba los 8 centímetros de largo. La investigación, publicada en la revista PLOS ONE, se ha llevado a cabo gracias a los fósiles de su cráneo, de unos 70 millones de años de antigüedad (Cretácico superior).

Hasta ahora, sólo se conoce una especie de este género, "Ampelosaurus atacis", que fue encontrado en Francia. Las diferencias entre el fósil español y el francés no excluyen la posibilidad de que pudiera tratarse de dos especies diferentes.

El investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC, Fabien Knoll, que ha dirigido la investigación, considera que "serían necesarios más restos para garantizar que se trate de una nueva especie". Por ello, el equipo ha clasificado al ejemplar como 'Ampelosaurus sp.', lo que deja abierta su identificación a nivel especifico.

A pesar de ser el fruto de una larga evolución, el cerebro del ampelosaurio no muestra ningún desarrollo notable. El animal prehistórico pudo haber medido unos 15 metros de longitud y su cerebro no ocupaba más de ocho centímetros.

A los paleontólogos les ha sorprendido también el pequeño tamaño del oído interno del animal, lo que indicaría que el dinosaurio no estaría adaptado para mover rápidamente ni los ojos, ni la cabeza ni el cuello.

La investigación ha contado con la colaboración de investigadores de la Universidad de Ohio (EE.UU), la Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad Nacional de Educación a Distancia.

Ilustración de Óscar Sanisidro.
El País
El Mundo