Páginas

lunes, 28 de enero de 2013

Tyrannoneustes lythrodectikos, un nuevo depredador marino del Jurásico.


Un equipo de paleontólogos de la Universidad de Edimburgo ha identificado a uno de los más antiguos depredadores: el "Tyrannoneustes lythrodectikos". El cocodrilo jurásico vivió hace 165 millones de años y se alimentaba de presas tan grandes o más que él mismo.

Este trabajo, publicado en 'Journal of Systematic Paleontology', expone que el depredador está emparentado
con un cocodrilo marino, aunque su cuerpo era una mezcla entre tiburón y delfín.

El autor principal, el paleontólogo británico Mark Young, ha señalado que el animal es el más antiguo macrófago (adaptado a comer presas de gran cuerpo) conocido hasta el momento. Además, puede clasificarse dentro del término "metriorrínquido", que se refiere a un grupo de cocodrilos marinos que eran superficialmente similares a los delfines actuales; carecían de armadura ósea y poseían tenía extremidades anteriores como aletas y una gran cola.

El "Tyrannoneustes lythrodectikos" (“nadador tirano de mordedura sangrienta”) evolucionó a partir de especies que eran depredadores oportunistas de presas pequeñas que se movían muy rápido.

Para la investigación científica se estudiaron los fósiles de este animal encontrados en la Formación Oxford Clay (Reino Unido), una formación jurásica de roca sedimentaria marina que subyace en el sureste de Inglaterra.

Hace 165 millones de años, gran parte de Europa estaba cubierta por un mar poco profundo creando una cadena de islas. El Tyrannoneustes vivía en este mar poco profundo, junto con otros reptiles marinos, como pliosaurios, plesiosaurios e ictiosaurios. Los pliosaurios gigantes eran incluso más grandes que Tyrannoneustes lythrodectikos, por lo que, según ha apuntado Young, podría haber habido formidables combates entre las especies.

Europa Press

Dinoastur