Páginas

jueves, 30 de mayo de 2013

La Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León impulsa las icnitas de dinosaurios de Burgos.

Ayer, representantes de la Fundación Patrimonio Histórico de Castilla y León visitaron, junto a autoridades locales y el director del Museo de Dinosaurios, la zona de Salas de los Infantes (Burgos), donde se han llevado a cabo tres actuaciones para la consolidación y mejora de la visita a las huellas de dinosaurios, con un presupuesto de unos 300.000 euros.

Os dejamos el texto íntegro de Carmelo García que ha publicado hoy El Correo de Burgos.

Los yacimientos de icnitas de dinosaurios de la provincia presentan un nuevo atractivo que servirá de revulsivo turístico y científico en las zonas en las que se ubican.

Y es que ayer se hizo oficial, en las localidades de Mambrillas de Lara, Salas de los Infantes y Regumiel de la Sierra, el acto de ‘entrega’ de las actuaciones realizadas por la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León (FPH) en el patrimonio paleontológico de dichos municipios.

Concretamente, con una inversión de más de 290.000 euros, en la que han colaborado el Ministerio de Fomento, a través del 1% Cultural, y el Ayuntamiento de Regumiel de la Sierra, la FPH ha intervenido durante el último año en los emplazamientos de La Pedraja (Mambrillas) y El Frontal I (Regumiel de la Sierra), así como en una reproducción del yacimiento de Costalomo (Salas).

El objetivo fundamental del proyecto desarrollado, que ha sido propuesto por la UTE formada por las empresas Paleoymas y Paleocyl, es la puesta en valor de los conjuntos de huellas de dinosaurio, para que puedan ser visitados y sea conocida su trascendencia científica y divulgativa.

En La Pedraja, declarado Bien de Interés Cultural en 2005, se ha consolidado y restaurado la roca caliza en la que se encuentran las icnitas, de saurópodos, terópodos y ornitópodos, y se ha colocado una cubierta transparente que protege del agua y del hielo el afloramiento, del que se ofrece unos paneles informativos.

También se ha instalado una reproducción de un titnosauriforme, inspirada en el dinosaurio aragonés aragosaurus, que alcanza una longitud de 12,5 metros y una altura de 4 metros, y una zona de aparcamiento.

Un nuevo vallado de madera tratada y mampostería, para protegerlo, y más espacios de descanso y observación, son las principales medidas acometidas en El Frontal I, que presenta una réplica de un iguanadóntido de 9,5 metros de largo y más de 3 metros de alto. Más información del yacimiento y el contorneado de las improntas completan el abanico de actuaciones llevadas a cabo en el enclave.

El proyecto paleontológico de la FPH se completa con una maqueta del emplazamiento de Costalomo, instalada en el Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes, que puede ser transportada a otros museos. Una réplica, a tamaño 1:1, de una de las huellas más significativas del yacimiento, que conserva los detalles de las uñas de los dedos, acompaña a la reproducción anterior.

Fotos: primera de Carmelo García y segunda de Azúa.
ABC

Diario de Burgos