Páginas

jueves, 2 de mayo de 2013

Las cuevas del yacimiento de Batallones (Madrid), una trampa mortal para un centenar de carnívoros.

La revista "Plos One" ha publicado una investigación en la que se explica que un sistema de cuevas en el yacimiento del Cerro de los Batallones, situado en Torrejón de Velasco (Madrid) podría haber atrapado a decenas de mamíferos carnívoros hace alrededor de 9 millones de años.

Los científicos confirman que la causa de la "excepcional acumulación" de restos fósiles de mamíferos carnívoros en uno de los nueve yacimientos de Cerro de los Batallones fue la incapacidad de salir de los carnívoros, que habrían entrado en estas cavidades buscando comida o bebida.

Los paleontólogos han reconstruido la formación del yacimiento y de los fósiles de Batallones-1 y han descartado que los animales muriesen en masa o como consecuencia de una catástrofe.

La coordinadora del estudio, Soledad Domingo, de la Universidad de Michigan (EEUU), ha detallado que la escasez de restos de herbívoros sería una evidencia de que la entrada a la cavidad era bien visible y de que sólo los carnívoros se atrevían a entrar.

En el nivel inferior de Batallones-1, los paleontólogos han localizado más de 80 individuos de unas 10 especies de carnívoros: dos tigres dientes de sable (Promegantereon ogygia y Machairodus aphanistus), un anficiónido o perro-oso (Magericyon anceps), una hiena (Protictitherium crassum) y un ailúrido pariente del panda rojo (Simocyon batalleri).

Además, dos felinos (Styriofelis vallesiensis y otra especie aún no determinada), un mustélido y dos mefítidos.

Aparte de los datos sobre el número total de individuos, los científicos han tenido en cuenta para su estudio otras pistas, como los datos geológicos del yacimiento, la edad de los animales, la distribución espacial de los fósiles, sus características geoquímicas, así como las marcas en los huesos.

Ilustración de Mauricio Antón.
RTVE

Europa Press