Páginas

lunes, 24 de junio de 2013

Descubren en una madriguera una asociación de dos especies de hace 250 millones de años.

Científicos de Sudáfrica, Australia y Francia han descubierto gracias a un escaner la asociación entre especies más antigua conocida, en una madriguera fosilizada de hace unos 250 millones años en la Cuenca Karoo de Sudáfrica.

La madriguera ha revelado dos animales vertebrados fosilizados juntos después de ser atrapados por una inundación. Frente a las duras condiciones climáticas posteriores a la extinción masiva del Pérmico-Triásico, el anfibio Broomistega y el mamífero precursor Thrinaxodon cohabitaron en una madriguera.

La exploración muestra que el anfibio, que tenía costillas rotas, se metió en el refugio de un mamífero para protegerse. Esta investigación sugiere que los cortos períodos de latencia, llamados estivación, además de la conducta del uso de madrigueras, pudo haber sido una adaptación crucial que permitió a estos animales ​​sobrevivir a la extinción.

Los fósiles fueron recuperado de los estratos de roca sedimentaria de la Cuenca Karoo. Datan de hace 250 millones de años, al comienzo del Triásico. En ese momento, el ecosistema se recuperaba de la extinción masiva del Pérmico-Triásico, que acabó con la mayor parte de la vida en la Tierra. En el contexto del supercontinente Pangea, lo que hoy es Sudáfrica fue un enclave en la mitad sur del llamado Gondwana. Fue el escenario de un calentamiento climático pronunciadao y el aumento de la estacionalidad marcada por las lluvias monzónicas. Para sobrevivir en este ambiente hostil, muchos animales desarrollaron un comportamiento de excavación, atestiguado por los numerosos moldes de madrigueras fosilizadas descubiertas en la cuenca del Karoo.

Usando un sincrotrón, la exploración de la madriguera reveló los fósiles de un mamífero llamado Thrinaxodon y un anfibio Broomistega.

Science Daily
Europa Press