Páginas

domingo, 19 de enero de 2014

Exposición "Ilustrando un mundo perdido", en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid.

Desde navidades, ilustraciones de dinosaurios procedentes de varios continentes han llegado al Museo Nacional de Ciencias Naturales para celebrar los 100 años de la llegada del Diplodocus carnegii.

Las obras pertenecen a dibujantes profesionales que han participado en el V Concurso de Ilustraciones Científicas sobre Dinosaurios que ha organizado la Fundación de Dinosaurios en Castilla y León junto con el Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes (Burgos). Un concurso en el que han participado más de un centenar de paleoilustradores de Europa, América y Asia, y que se ha consolidado como una referencia importante en el campo de la ilustración paleontológica.
En el jurado han participado prestigiosos paleoilustradores del mundo como Raúl Martín, John Sibbick, Carlos Papolio, Mark Hallet o Mauricio Antón.

Los temas tratados por los participantes se refieren a aspectos relacionados con el Mesozoico, no solo dinosaurios, sino otros animales contemporáneos, vegetación y ecosistemas. Se pueden encontrar desde ilustraciones basadas en la reconstrucción anatómica de dinosaurios, su conducta reproductora, escenas de caza o gregarias, etc.

La muestra consta de 45 ilustraciones que aúnan arte y ciencia: a partir de la información que aporta la investigación paleontológica, se realizan ilustraciones que interpretan e incluso especulan sobre los dinosaurios; por ejemplo, podemos ver polluelos de dinosaurios recogiendo de la boca de su madre alimento regurgitado, o temibles dinosaurios carnívoros dejándose limpiar la boca por otros más pequeños, o dinosaurios emplumados durmiendo con posturas típicas de aves.

Otros paneles generales exponen la riqueza paleontológica de la Sierra de la Demanda y de Castilla y León, presentan el Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes y describen los fines e importancia de la paleoilustración en la divulgación de la paleontología.