Páginas

lunes, 10 de marzo de 2014

Rubén Contreras realiza prácticas de restauración y conservación en la Universidad de Burgos.


La Universidad de Burgos y la Fundación Dinosaurios de Castilla y León firmaron en 2010 un convenio de colaboración académica, científica y cultural, con los objetivos de “facilitar y fomentar la cooperación en los campos de la docencia y la investigación, así como todas aquellas iniciativas de mutuo interés”.
Como desarrollo del convenio, se acordó la realización de prácticas relacionadas con la restauración y conservación de restos paleontológicos  en las instalaciones del  Laboratorio de Evolución Humana de la Universidad de Burgos. El beneficiario de dicho acuerdo es Rubén Contreras, actual conservador-preparador del Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes, y que está siendo dirigido por el profesor de la UBU José MiguelCarretero.
En las prácticas Contreras trabaja con software dirigido al tratamiento digital de imágenes de piezas fósiles que son sometidas previamente  a un proceso de escaneado. Estas herramientas permiten desarrollar procesos de investigación que supongan una mínima manipulación física de los fósiles, lo que es una posibilidad muy interesante en el caso de que éstos sean delicados por su tamaño, estado de preservación, etc.
En concreto, uno de los fósiles objeto de este estudio es un fragmento de dentario atribuido a un dinosaurio terópodo, recuperado en el yacimiento de El Oterillo II en las excavaciones paleontológicas realizadas en los años 2004-2006 por el  C.A.S. (Colectivo Arqueológico-Paleontológico Salense) y el Museo de Dinosaurios. El fósil está incluido en gran parte en un sedimento arcilloso compacto, y conserva dientes  de tamaño pequeño.

Tras el proceso de escaneado y reconstrucción digital en 3D, se valorará una posible intervención física para exponer en parte el fósil. El resultado preliminar de este trabajo se presentó en las VI Jornadas Internacionales sobre Paleontología de Dinosaurios, celebradas en 2013 en Salas de los Infantes.
El uso de esas herramientas digitales de última generación hace posible también las aplicaciones multimedia de gran valor divulgativo, que podrán ser utilizadas en exposiciones, ferias científicas o congresos.
Otra parte del cometido de Contreras se ha dirigido al trabajo con material lítico, cerámico y óseo procedente, entre otros lugares, de Atapuerca; en  procesos de consolidación y reconstrucción volumétrica, comparando y discutiendo diferentes metodologías que se aplican en arqueología o paleontología. Un acercamiento a los yacimientos de Atapuerca, para comprobar in situ la metodología de trabajo, instrumental que se utiliza, organización de los equipos o distribución de las tareas es también un punto a tener en consideración durante este periodo, ya que es, en muchos casos, donde se pone de manifiesto la correcta planificación de las campañas de excavaciones.
Esta colaboración permite a las dos instituciones desarrollar sus fines y reforzar la colaboración iniciada años atrás y plantear nuevas actividades futuras que favorezcan el desarrollo de proyectos comunes.