Páginas

miércoles, 2 de abril de 2014

El graffitero Banksy y la evolución.

Banksy es el seudónimo de un conocido, prolífico y misterioso artista británico de arte urbano. En su mayoría, sus obras tienen un componente satírico, subversivo y tratan temas como la política, la cultura pop, la moralidad o las injusticias sociales.

Entre sus innumerables graffitis y stencils existen varios que hacen referencia a la evolución y que critican en lo que se ha convertido la especie humana.

Retrata a un grupo de neandertales defendiéndose de carros de la compra, otro alimentándose de "comida basura" o un barrendero deshaciéndose de unas impresionantes pinturas rupestres.

Críticas claras al consumismo, a la industria alimentaria y reivindicación del papel de las intervenciones artísticas en las ciudades (durante su carrera los servicios de limpieza han borrado varias de sus obras de street art).

Hace ya años, Banksy colgó clandestinamente en el British Museum una piedra en la que dibujó un hombre primitivo empujando un carrito de supermercado.

El artista tampoco tiene problema alguno en ilustrar a la mismísima reina de Inglaterra como un simple simio.