Páginas

miércoles, 11 de febrero de 2015

Los dinosaurios, uno de los secretos mejor guardados de Burgos.

El Mundo, en su portal de viajes Ocho leguas, hace un recorrido por ocho de los secretos mejor guardados de la Sierra de Pinares burgalesa, entre ellos se destacan los yacimientos de huellas de dinosaurios, el Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes o los árboles fosilizados de Hacinas. Os dejamos el texto íntegro en el que se habla del rico patrimonio paleontológico de nuestra comarca.


Sus primeros habitantes. No es de extrañar que hace 130 millones de años vinieran a parar a esta tierra varias especies de dinosaurios. Hoy, la comarca presume de albergar restos óseos y huellas más que peculiares. El yacimiento de Costalomo aún conserva en perfecto estado icnitas que, en lugar de estar hundidas en la roca, sobresalen de la tierra reproduciendo con exactitud los dedos de los pies de los dinosaurios. No existe en el mundo nada parecido. Normal que en la localidad de Salas de Los Infantes fundaran en 2001 el Museo de los Dinosaurios, un salón que repasa la presencia humana en la zona, con piezas de todas las épocas, además de una amplia colección de huesos de dinosaurio. Vértebras, restos de sus enormes extremidades, dientes e, incluso, huevos fosilizados tienen cabida en este museo.